• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • default color
  • cyan color
  • red color

IES Cerro del Viento

Arroyo de la Miel, Benalmádena

Member Area
Ladrón de bicicletas

El próximo jueves día 27 de octubre - y debido a que, por razones técnicas el pasado día 20 no se pudo ver la película programada, Encadenados -, el cineclub del IES Cerro del Viento proyectará la película de Hitchcock.

 Para evitar en lo sucesivo situaciones parecidas, habrá cada semana una segunda opción. Esta semana, la alternativa a Encadenados es Ladrón de bicicletas de Vittorio de Sica. Si, como esperamos, Encadenados puede ser proyectada correctamente, Ladrón de bicicletas se proyectará el siguiente jueves.

LADRÓN DE BICICLETAS

Admirada por los cinéfilos y reverenciada por los críticos, Ladri di biciclette es una película dirigida por Vittorio de Sica y perteneciente al movimiento neorrealista surgido tras la Segunda Guerra Mundial.

La historia comienza cuando a Antonio Ricci (Lamberto Maggiorani) le ofrecen su primer trabajo en dos años. Se trata de la oportunidad de aliviar los efectos de la pobreza, pero una desafortunada circunstancia puede acabar con su suerte.

El argumento es muy sencillo y hasta puede parecer trivial, por lo que resumirlo sería malograr la riqueza dramática de su contenido. Porque Ladrón de bicicletas es un drama social, cuya tonalidad triste ayuda a acrecentar el blanco y negro de la cinta. La grisura ambiental, el depresivo paso de las horas, la sordidez sucesiva de la acción, delimitan un marco ciertamente sombrío. No hay salidas. Y todo se habría quedado en una enumeración de adversidades de no ser por la maestría con que está contada la película, un sucinto retrato de un implacable fragmento de vida que viene a representar la completa dimensión de la vida.

En aquella Italia de finales de los 40, todavía recientes los desastres de la guerra, el obrero que protagoniza Ladrón de bicicletas no es sino un arquetipo sugerido por otros muchos posibles.

Es evidente que el drama humano del obrero Antonio Ricci, en el marco social de la pobreza, el paro, la insolidaridad y la soledad, acongoja a los espectadores y remueve su conciencia social y política.

El neorrealismo italiano, elaborado teóricamente y plasmado en las pantallas a mediados de los años 40, no fue sino la feliz culminación de una larga aspiración que ya contaba con antecedentes: dotar a la ficción cinematográfica del máximo verismo en el empeño de representar la realidad.

Rossellini ya había rodado Roma, ciudad abierta y el propio Vittorio de Sica, El limpiabotas, que deslumbró en Hollywood y obtuvo un Oscar. Sin embargo, no se había obtenido la fórmula neorrealista en toda su pureza y sencillez, fórmula cuyo propósito principal era reflejar en la pantalla con el máximo sabor a realidad los problemas del país y de la gente corriente, mediante historias sencillas, narradas de forma directa y, a ser posible, interpretadas por actores no profesionales en escenarios naturales.

Fue Ladrón de bicicletas la película que canonizó el movimiento neorrealista y la que ha quedado como más emblemática.

Vittorio de Sica, nacido en 1901, fue un actor y director italiano, figura clave del movimiento cinematográfico conocido como neorrealismo italiano y universalmente reconocido por su película Ladrón de bicicletas.

Aparte de la ya mencionada El limpiabotas, la crítica destaca su película de 1961 La ciociara (traducida al español como Dos mujeres) que le valió a Sofía Loren un Oscar a mejor actriz.

Curiosidades sobre Ladrón de bicicletas:

-          El guion de la película, basado en una novela de Luigi Bartolini, sufrió numerosas modificaciones tras pasar por las manos de siete guionistas, aunque fue Cesare Zabaltini quien llevó la voz cantante de principio a fin.

-          Los actores utilizados por De Sica eran todos aficionados, como marcaban las normas del neorrealismo. Lamberto Maggiorani era un auténtico obrero de la fábrica Brenta.

-          De Sica mantenía que el criterio que había seguido para escoger a sus dos protagonistas había sido su forma de caminar.

-          El guion de Zalvatini no convenció a ningún productor, por lo que finalmente la producción corrió a cargo del propio De Sica con una pequeña ayuda de su amigo Giuseppe Amato.

-          Sólo el productor americano David O. Selznick se ofreció a financiar la película, pero puso como condición que la protagonizara Cary Grant, condición que el director rechazó rompiendo así las relaciones.

-          Vittorio de Sica había dicho a Selznick que, de tener que aceptar a un actor, sólo aceptaría a Henry Fonda.

 Premios conseguidos por Ladrón de bicicletas

-          Oscar Honorífico: la Academia la votó como la película extranjera de mayor repercusión en EEUU en 1949.

-          Un BAFTA a la mejor película.

-          Un Bodil Award a la mejor película extranjera.

-          Un Globo de Oro a la mejor película extranjera.

-          Siete Lazos de Plata concedidos por el Sindicato Nacional Italiano de Periodistas de Cine.

-          Premio Especial del Jurado en el Festival Internacional de Locarno.

-          Un National Board of Review  Award (USA) al mejor director.

-          Un New York Film Critics Circle Award a la mejor película extranjera.