• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • default color
  • cyan color
  • red color

IES Cerro del Viento

Arroyo de la Miel, Benalmádena

Member Area
La caja negra Ceci n’est pas une selfie

El retrato como género pictórico prospera en las culturas que se atreven a mirar la realidad sin esquemas simbólicos. Es entonces cuando el artista observa detalladamente cada accidente del rostro y así puede ver la diferencia, la variedad y por supuesto, la individualidad.

Un famoso manual para aprender a dibujar propone usar el lado derecho del cerebro y evitar el lado izquierdo, porque, al ser éste el encargado de simplificar y abstraer en esquemas lo que percibimos, impide la observación precisa de las formas. Cualquiera que se propone dibujar un retrato conoce la gran dificultad para conseguir un parecido razonable. Esto se debe más a la falta de una percepción precisa que a la propia habilidad manual. Lo difícil en realidad es acompasar lo que se ve a lo que se dibuja, la conexión entre el cerebro y la mano.

El retrato narrativo también exige una mirada interrogante, una mirada sincera para conseguir atrapar lo que somos o creemos ser. Indagar en nuestra personalidad supone rebuscar en la memoria, en los recuerdos; reflexionar sobre nuestras simpatias y antipatias, hacer balance de proyectos y fracasos.

Los alumnos de 2º de Artes de bachillerato A han trabajado el autorretrato en la asignatura de Fundamentos del Arte, indagando en esa caja negra que es el yo más íntimo y profundo para intentar conseguir un selfie reflexivo, expresado mediante la forma plástica y la forma poética.

Al usar una caja, los alumnos pretenden expresar la diferencia entre lo externo y lo interno. En el exterior muestran gráficamente la personalidad social, percibida a través del sentido de la vista. En el interior de la caja, un objeto escondido, que hay que reconocer mediante el tacto, simboliza la personalidad íntima.

Invitamos a todos visitar la exposición titulada La caja negra, que se encuentra en nuestra biblioteca y así dar a conocer a nuestro centro, tanto las habilidades plásticas que se enseñan en las aulas del bachillerato de arte como las posibilidades de reflexión que aporta el Arte a nuestras vidas.