• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • default color
  • cyan color
  • red color

IES Cerro del Viento

Arroyo de la Miel, Benalmádena

Member Area
Economía
Profesor de la asignatura

Alberto J. G.  Miembro del Depto. Familias Profesionales y Tutor de 1º de Bachillerato E.

Web del profesor:

http://albertogessaedu.wix.com/economia

 

 
Programación

Enlace al documento.

 
Aprendemos sobre empresas visitándolas.

Los grupos de 1º de Bachillerato de Ciencias Sociales, como complemento didáctico para las materias de Economía y Cultura Emprendedora y Empresarial, visitamos recientemente dos grandes empresas instaladas en nuestro entorno: LiDL y Coca-Cola.
LiDL nos abrió las puertas de su plataforma logística ubicada en Málaga. Difícilmente se puede aprender en el aula todo lo que aprendimos durante las horas que estuvimos recorriendo las instalaciones, siempre acompañados por empleados que, con mucha paciencia, nos explicaron todos los entresijos de este impresionante centro de trabajo. Habilitaron una zona donde pudimos ver un vídeo con información básica sobre la empresa, su actividad y la plataforma logística visitada, todo ello mientras el centro trabajaba a pleno rendimiento. A continuación tuvieron el detalle de invitarnos a desayunar con zumos, bollos, galletas, refrescos… ¡Gracias! Y luego, divididos en varios grupos, para poder escuchar mejor a nuestros guías y, de paso, molestar menos a los trabajadores, recorrimos los diferentes almacenes, un total de doce, adaptados a la mercadería que contienen. Aprendimos sobre la gestión del aprovisionamiento y del espacio en unos almacenes tan enormes; la organización y el orden son vitales en un centro así. Asistimos al trasiego de “toritos” recogiendo o distribuyendo la mercancía de unas estanterías a otras, hasta a 10 metros de altura nada menos. Vimos los muelles donde los proveedores depositaban su mercancía, y como, de forma natural, esta circulaba por el centro, para, llegado el momento, alcanzar el muelle situado al otro lado, en el que la mercancía se hace llegar a los supermercados de la empresa. Gradualmente fue descendiendo la temperatura mientras pasábamos de un almacén a otro: productos secos, “no food”, frutas y verduras, pescado, carne… y nos sentimos verdaderos pingüinos cuando entramos en el de congelados, a una temperatura de 22 grados bajo cero; fue como entrar en el congelador. Nos asustaba un poco ver al profesor tomando notas continuamente, síntoma de que el trabajo sobre la visita iba a requerir todos nuestros sentidos… pero lo cierto es que aprendimos un montón de una forma muy amena, gracias a las personas que nos prepararon un entorno tan agradable, nos guiaron y nos lo explicaron todo durante la visita. ¡Gracias!
Después de visitar una empresa dedicada exclusivamente a la distribución, fuimos a Coca-Cola, una empresa que realiza la actividad económica de producción, y que también tenemos la suerte de que esté ubicada en Málaga. Aquí vimos primero una serie de vídeos con información sobre la empresa, su historia y sus productos. Tuvieron el detalle de darnos algunos regalitos que, cómo no, nos gustaron mucho. ¡Gracias! Luego vimos trabajando una de las líneas de producción, capaz de elaborar 80.000 botellas a la hora, nada menos. Impresionante ver el nivel de automatización de la planta y cómo se cuida hasta el último detalle: desde el lavado a conciencia del envase hasta su llenado y etiquetado, una serie de inspectores (automáticos) revisan a enorme velocidad cada botella, separando inmediatamente las que tengan el mínimo defecto. También vimos el laboratorio en el que inspeccionan primero las materias primas del producto y también una muestra de cada lote fabricado. Y acabamos la visita con otro regalo, pues nos invitaron a tomar toda la coca-cola que quisiéramos. ¡Gracias otra vez!
Dice el profe que cada año encuentra más dificultades para encontrar empresas dispuestas a recibir visitas escolares. En la responsabilidad social asumida por las empresas, como instituciones que operan en un entorno del que se benefician y al que afectan con su actividad, debería figurar siempre la atención a los escolares de diferentes niveles educativos, como hacen LiDL y Coca-Cola. Sin duda es un trastorno para estas empresas recibir a los alumnos en una jornada habitual de trabajo, les implica recursos para prevenir cualquier tipo de incidente y para atender a los visitantes, cierto, pero es un recurso educativo extraordinario, a las empresas también les viene muy bien como elemento promocional (aunque con un retorno difícil de cuantificar) y colaboran con la educación de las personas del entorno donde trabajan. El esfuerzo sin duda merece la pena.
Gracias de nuevo a LiDL y Coca-Cola por recibirnos y enseñarnos.

Reseña: Alberto Gessa, profesor de Economía.

 

 
Visita al Foro Nesi.

El pasado viernes 21, alumnos de 1º Bachillerato (ciencias sociales) y 4º de ESO, y un grupo de profesores, visitamos el congreso del NESI (New Economy and Social Innovation) en el Palacio de Ferias y Exposiciones de la capital. El congreso se entiende como un foro mundial en el que se exponen y desarrollan las ideas-fuerza que dan empuje a lo que se ha dado en llamar la Nueva Economía, contrapuesta a una visión convencional o tradicional que no deja de dar muestras de agotamiento frente a los nuevos retos que ante sí tiene planteada la Humanidad. Centrada en el Bien Común, la Nueva Economía persigue un ideal social inclusivo asentado en fuertes convicciones ambientalistas, es una economía para los seres humanos y las futuras generaciones.

En la sesión del viernes asistimos, en primer, lugar a la intervención del Sr. Joan Melé de la Banca Triodos, el cual expuso un modelo de banca asentado en valores y preocupada por la repercusión social y ambiental de su actividad. De oratoria entusiasta, supo arrancar emociones y aplausos.
A continuación Christian Felber, impulsor de la economía del Bien Común, abogó por un modelo de Comercio mundial alternativo a la clásica dicotomía proteccionismo/librecambismo, analizando con lucidez el equilibrio entre adhesiones y rechazos que suscitan. Felber argumenta a favor de un modelo ético que cumpla con unos estándares mínimos, con unas propuestas muy razonables con las que pocos podrían estar en desacuerdo, el comercio mundial habría que entenderlo como una herramienta para lograr metas más elevadas: derechos humanos, un desarrollo sostenible, la cohesión social o la justicia. Me gustó mucho su idea de “libertad empática” (XD).
Después de un interesante coloquio, en el que participaron los citados ponentes junto con otros activistas y representantes de la prensa (The Guardian), nuestros alumnos se dirigieron a la realización de la actividad que teníamos programada. Por grupos, se trataba de representar diferentes modelos de empresa, un modelo convencional y otro alternativo. El modelo tradicional se caracterizaba por los valores tradicionalmente asignados al modelo capitalista “convencional”, el modelo de la nueva economía ponía el énfasis en ideas tales como: sostenibilidad, participación, horizontalidad organizativa, bien común, etc. Se trataba de que los alumnos defendieran un proyecto empresarial asumiendo un rol con el que no estaban necesariamente de acuerdo, desarrollando habilidades y destrezas como la empatía, oratoria…
Finalmente, participaron en un flashmob y en un taller de danza, actividades ambas muy dinámicas y socializadoras, que nos dejaron con un excelente sabor a boca en el trayecto de vuelta a casa. 

ÁLBUM DE FOTOS

Coordinadora de la actividad: Gracia Sáchez. Colaboradores: Bernardo Sánchez, Amaya Escudero, Alberto Gessa e Irene Jaime

Reseña: Bernardo Sánchez, profesor de Filosofía

 
Visitamos empresas y aprendemos

Cuentan las crónicas que allende la comarca de Antequera aparecieron en febrero de 2017 unos alumnos de 2º de bachillerato de Ciencias Sociales y algunos más de 2º de Gestión y Administración de Empresas con el didáctico propósito de invadir una ilustre cooperativa de nombre sacro: “Virgen de la Oliva, Sociedad Cooperativa Andaluza”. Es esta una empresa que se dedica a la noble transformación de productos agrícolas en vino, aceite y aceitunas de mesa, productos que habitualmente figuran en nuestra mesa y ahora sabemos cómo se hacen y de dónde vienen, que algunas criaturitas aún creían en la generación espontánea. Nos explicaron, vimos, catamos y vencimos; llevamos en nuestras mentes y nuestros estómagos un bonito equipaje. Gracias por todo, Iván, que es uno de los directivos de la cooperativa y con gran paciencia y amenidad nos guió por todas las instalaciones.
Y dicen también que aún tuvieron tiempo de viajar hasta el Centro de Ciencia y Tecnología (en el Parque Tecnológico de Andalucía), donde directivos del Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial les dieron a conocer sus objetivos: asesoramiento y apoyo técnico a los emprendedores, que pocos tenemos y a ver si así se animan algunos, que energía e ideas nos sobran, pero emprendimiento falta. Y uno de los emprendedores tutelados por el CADE, Pablo, de la empresa COLEGIA, relató su experiencia, tras lo cual se vio asaeteado a preguntas, de las que salió muy noble y airoso.
Si de aquellas aguas tenemos estos lodos, a ver si de estas experiencias tenemos buenos estudiantes y buenos empresarios.

Reseña: Alberto Gessa, profesor de Economía.

 
JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL