• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • default color
  • cyan color
  • red color

IES Cerro del Viento

Arroyo de la Miel, Benalmádena

Member Area
APRENDER ECONOMÍA DE LA EMPRESA… EN LAS EMPRESAS

El pasado miércoles, 30 de enero, los grupos de 2º de bachillerato de Ciencias Sociales y de 1º de FP del ciclo de Gestión Administrativa de Empresas abandonaron las aulas para visitar algunas empresas del entorno. En estas salidas pedagógicas, los estudiantes aprenden in-situ la problemática y desempeño de las empresas en el entorno donde viven. Así los alumnos pueden adoptar un papel protagonista en el proceso de enseñanza-aprendizaje: tocan, pisan, deambulan, escuchan, preguntan, curiosean, observan, prueban… ¡aprenden! complementando así los conocimientos teórico-prácticos adquiridos en clase durante el curso.
En Mollina visitaron la Cooperativa Virgen del Olivo, con tres actividades agrícolas diferenciadas que abarcan todo el año: elaboración de aceite, aderezo de aceitunas para consumo directo o uso industrial y elaboración de vino. Empresa muy relevante en la región, con una importante cuota de mercado en cada una de esas actividades. Tras recorrer las instalaciones, recibieron a los alumnos en uno de sus salones para desayunar un saludable, sabroso y nutritivo mollete untado en su extraordinario aceite. Una visita muy provechosa: alimentaron el cuerpo y la mente.
A continuación, visitaron el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA). Se sorprendieron de la importancia de esta institución en la región: con cerca de 650 empresas instaladas, aproximadamente 19.000 trabajadores (el 20% de las personas ocupadas en la capital de Málaga) y una facturación que ronda el 8% del PIB de la provincia. ¡Ahí es nada!
En el PTA fueron invitados al Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE), un organismo pensado para facilitar el camino a los emprendedores de la región, en su mayoría jóvenes, aunque no hay limitación de edad. La inmensa mayoría de los estudiantes imaginan su futuro profesional trabajando por cuenta ajena y, si no se plantean el emprendimiento, es por desconocimiento y miedo; el CADE ayuda a minimizar y eliminar estos obstáculos con su apoyo, y así lo entendieron los alumnos. Pudieron conocer también de primera mano la experiencia de jóvenes empresarios tutelados por el CADE que apenas llevan un año de rodaje con su empresa Augmented Virtual Reality (AVR) y ya tienen proyectos muy prometedores que compartieron con sus “invasores”.
Los estudiantes volvieron contentos de su experiencia fuera de las aulas; ahora viene lo peor, según comentan: el trabajo del trimestre, que deben realizar sobre la visita.

Reseña: Alberto Gessa, profesor de Economía