• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • default color
  • cyan color
  • red color

IES Cerro del Viento

Arroyo de la Miel, Benalmádena

Member Area
Obra de teatro en inglés: Paper on a Bench

IMPRESIONES DE UNA ESPECTADORA

La obra en inglés Paper on a Bench fue representada en la Casa de la Cultura el día 16 de mayo, dentro del programa “Muestra de teatro de Centros Docentes y Aficionados”, por alumnos de nuestro centro de edades comprendidas entre 13 y 16 años.

El título de la obra traducido literalmente al castellano es: “Periódico en un banco”.

Me gustaría empezar por el final, comenzar resaltando el mensaje de la obra para poder así desmenuzarla en todo su contenido. Partiendo con dicho proceso deductivo, me gustaría referirme a la moraleja que esconde la imagen del periódico acerca de la visión humana del mundo: la representación pretendía expresar que cada uno de nosotros tiende a construir una vida ensimismada, cada persona se aísla en sus propios problemas, olvidando continuamente la necesidad del prójimo; para cada sujeto, el periódico era un símbolo diferente, con un contenido diferente.

En cuanto a la escenificación, me gustaría resaltar el gran nivel, tanto de la interpretación, como de la parte lingüística, teniendo en cuenta el esfuerzo extra que ha supuesto hacerlo en inglés.

La escenografía era muy ingeniosa ya que, a partir de un banco y pocas cosas más, representaron una obra de aproximadamente hora y media, en la que consiguieron robar absolutamente toda la atención del público.

En la obra, se vio reflejado un duro trabajo de preparación y un gran entusiasmo hacia el arte del teatro.

Laura Cruz Amaya, 4º A

 

SENTIMIENTOS DE UN ACTOR

Siempre que he participado en una representación teatral, los minutos antes de salir a escena han sido de puro nervio compartido con mis compañeros.

Cuando empezamos a ensayar todos los martes, al principio, todo era diversión y bromas, pero conforme nos acercábamos a la fecha de representación, cada vez la situación se hacía más tensa y nos poníamos más nerviosos.

Al comenzar a ensayar, como la obra se crea desde cero, empezamos con ejercicios para proyectar la voz y otros ejercicios para tomar soltura en el escenario. A la vez que se iba creando la obra, comenzábamos a repartir papeles. Hubo personas que abandonaron por no disponer de tiempo suficiente para dedicarle a la obra. Acercándonos a la fecha estuve a punto de abandonar yo también, pero pensé en mis compañeros y en el esfuerzo que habíamos hecho y que no podía dejarlo en ese momento.

Justo antes de comenzar la representación de la obra, todos los actores estábamos muy nerviosos, pero yo era el que más lo estaba puesto que era el primero que salía en escena. Antes de abrir el telón, sentía un pinchazo en el hombro por los nervios que tenía.

Al empezar la obra y ver que todo iba bien, me relajé. Aunque hubo algún fallo técnico que nos hizo pasar un momento incómodo, acabamos la representación entre ovaciones de un público entregado formado por familiares, profesores y compañeros de los actores.

A todos a los que nos gusta ir al teatro como espectadores, estar al otro lado y sentir cómo el público disfruta con lo que hacemos, nos provoca un sentimiento muy gratificante.

Jorge Arroyo Blanca